La guía de la bolsa

La guía | La bolsa | Glosario



La fiscalidad de los valores mobiliarios

En esta rúbrica se abordan únicamente los principales elementos de la fiscalidad de los valores mobiliarios aplicable a las personas físicas.

Cada entidad financiera proporciona anualmente a sus clientes un documento llamado - información fiscal - que resume los elementos necesarios para la declaración fiscal.


REGÍMENES DE IMPUESTO SOBRE LA RENTA

Hay dos regímenes de impuesto sobre la renta: el régimen de la base ahorro y el régimen de la base general.

El régimen que se aplica depende de la naturaleza de la renta percibida.

Baremo ahorro

La renta imponible según el régimen de la base ahorro consta de las rentas del capital mobiliario y las ganancias del patrimonio procedentes de la transmisión de valores mobiliarios (acciones, fondos, ETF -Fondos Negociables en el Mercado-, warrants) que se mantengan durante más de un año.

La base imponible se determina:

- a partir de la renta bruta antes de la retención en la fuente española en el caso de un valor español y después del impuesto extranjero en el caso de un valor extranjero

- tras la aplicación de una exención en los primeros 1.500 euros.

Está sujeta a la tabla de cálculo fiscal siguiente:

Tramo Tipo
Igual o inferior a 6 000 € 21 %
De 6 000 € a 24 000 € 25 %
Superior a 24 000 € 27 %


Baremo general

La renta imponible según el régimen de la base general consta de las ganancias del patrimonio procedentes de la transmisión de valores mobiliarios (acciones, fondos, ETF -Fondos Negociables en el Mercado-, warrants) que se mantengan durante menos de un año.

Las rentas se imponen según el baremo progresivo siguiente (los importes se expresan en euros):

Base general hasta Impuesto Resto de base general hasta Tipo
0,00 0,00 17.707,20 24,75 %
17.707,20 4.382,53 15.300,00 30 %
33.007,20 8.972,53 20.400,00 40 %
53.407,20 17.132,53 66.593,00 47 %
120.000,20 48.431,53 55.000,00 49 %
175.000,20 75.381,24 125.000,00 51 %
300.000,20 139.131,24 A partir de 300.000,20 52 %

(Baremo en vigor en febrero de 2014)


Normas fiscales principales

Principio de Retención en la fuente para los residentes fiscales españoles

En el caso de los valores emitidos por una empresa española situada en el territorio, a excepción de Navarra, el tipo de retención en la fuente es del 21%.

Sin embargo, hay tipos específicos que dependen de la provincia de residencia fiscal del cliente y/o de la comunidad autónoma de emisión del valor:

- Para los valores emitidos por una empresa situada en Navarra, el tipo retención en la fuente es del 20%.

- Para los residentes de Navarra, el tipo es del 20%

- Para los residentes del País Vasco, el tipo es del 21%

- Para los residentes de Ceuta o Melilla, el tipo es del 10.5%

En el caso de los pagos de cupones:

- Para los valores españoles, el tipo de la comunidad autónoma del emisor del valor prevalece sobre el de la comunidad fiscal del cliente.

- Para los valores extranjeros, se aplica el tipo de la comunidad fiscal del cliente.

En el caso de las transmisiones sujetas a la retención en la fuente:

- Se aplica el tipo de la comunidad fiscal del cliente.


Principio de Retención en la fuente para los no residentes fiscales españoles

La retención en la fuente que se aplica a las rentas distribuidas por una empresa española a los no residentes es, en general, del 21%.


Principio FIFO (First In First Out)

Las rentas procedentes de una transmisión están sometidas a la norma del FIFO: primero comprado/primero vendido, sobre la base del precio de coste de adquisición, de cualquier entidad bancaria.


Coeficiente de reducción sobre las plusvalías de acciones y fondos de inversión

Para los valores adquiridos antes del 31/12/1994, se aplica un coeficiente de reducción sobre las ganancias latentes constatadas el 19/01/2006.

Para los fondos de inversión, este coeficiente es del 14,28% por año de tenencia comprendido entre la fecha de adquisición y el 31/12/1994.

Para las acciones cotizadas, este coeficiente es del 25%.


Fondos de inversión - Principio de Traspaso

Esta operación permite al cliente arbitrar un fondo A hacia un fondo B en exención fiscal (sin efecto en la fiscalidad de cesión).

Se trata de un intercambio: el cliente no percibe efectivo, se mantiene el precio de coste original.

Arriba