La guía de la bolsa

La guía | La bolsa | Glosario



El análisis gráfico

El Análisis Gráfico es un conjunto de procedimientos que, por el mero examen de la evolución de la cotización en bolsa, tiene por objeto reconocer configuraciones características.

Es el subconjunto principal del Análisis Técnico que, de manera más general, pretende observar un mercado desde todos sus aspectos estadísticos con el fin de prever las tendencias futuras.

Así pues, la visualización de los gráficos bursátiles va acompañada del análisis de los volúmenes de los intercambios, así como de indicadores matemáticos resultantes de algoritmos que pueden combinar cotización, tiempo y volúmenes.

Hay tres principios que permiten resumir la esencia del análisis técnico:

- El mercado lo tiene todo en cuenta: hay varias razones que impulsan a unos a comprar y a otros a vender. Para qué pretender analizar los argumentos los unos y los otros, lo que realmente importa es el resultado de esa confrontación: el precio, de ahí esta focalización en las cotizaciones.

- Las cotizaciones siguen tendencias: a menudo considerados aleatorios, los movimientos de precios siempre pueden formar parte de una tendencia que basta con seguir hasta su ruptura.

- La historia tiende a repetirse: los participantes de mercado actúan principalmente en función de sus experiencias pasadas. Al conocerse el pasado, se supone que se reproducirá y las mismas causas producirán los mismos efectos.

Sin tomar partido, se puede sin embargo afirmar que los gráficos y su análisis:

- son el mejor medio para representar una evolución en el tiempo, son infinitamente más claros que una serie de números

- están menos vinculados a las razones que hacen evolucionar un precio que a sus consecuencias

- se utilizan cada vez más, sobre todo en los enfoques que priorizan el corto plazo.


Períodos

Hay varias escalas de tiempo disponibles:

- 3 meses, 6 meses y desde principios de año utilizan cotizaciones y volúmenes diarios

- 1 año utiliza cotizaciones diarias o semanales según el tamaño de la ventana.

- 2 y 5 años: las cotizaciones que se utilizan aquí son semanales y resumen las sesiones de bolsa de una misma semana (los volúmenes se acumulan)


Curva simple

Bajo esta forma de representación elemental únicamente se utilizan las cotizaciones al cierre.


Bar Chart

Forma de representación de las cotizaciones en bolsa que permite ver las cotizaciones de apertura, de cierre, la más alta y la más baja del período establecido.

También conocido como gráfico de barras, las cotizaciones de apertura y de cierre están representadas convencionalmente por marcas horizontales a la izquierda y a la derecha respectivamente del segmento vertical.


Velas

Debido a su origen, este tipo de gráfico se conoce comúnmente como velas japonesas. Mejoran la visualización de la evolución de una cotización en bolsa dentro de su período de observación.

Las cotizaciones extremas están conectadas y constituyen un segmento vertical: la sombra. La diferencia entre cotización de apertura y cotización al cierre está representada en forma de superficie; el cuerpo, convencionalmente oscuro en caso de cotización de apertura superior a la cotización al cierre y vacío en caso contrario. Esta información adicional, la evolución de la cotización dentro de un período de cotización, ha permitido multiplicar las "figuras características" que pueden facilitar indicaciones sobre la evolución de la tendencia a corto plazo.


Indicadores técnicos

Los indicadores técnicos son curvas que se obtienen al aplicar un proceso de cálculo a una serie de cotizaciones en un período determinado. Pretenden poner de relieve las situaciones de tensión del mercado, propicias para inversiones de tendencia.

Las medias móviles y las bandas de Bollinger se muestran en el mismo gráfico que las cotizaciones. Los demás indicadores se muestran en un gráfico específico.


Media móvil

Es el principal método estadístico utilizado en el análisis técnico y se puede aplicar a cualquier serie de números. Calcular una media permite minimizar las situaciones extremas y, por lo tanto, comprender mejor una tendencia.

Se le llama:

- móvil en la medida en que corresponde a un número fijo de datos y que su cálculo se reactualiza en cuanto aparece un nuevo dato.

- aritmético en comparación con las medias móviles geométricas (ponderación por los volúmenes) o exponenciales (la influencia de los datos decrece a medida que nos remontamos en el tiempo).

Se pueden mostrar simultáneamente dos medias móviles de cotización (calculadas sobre 20 y 50 días). Son medias móviles aritméticas que corresponden a cotizaciones al cierre.

Por construcción, cuando una cotización se cruza con su media móvil, tiene lugar una inversión de tendencia en período analizado.


Bandas de Bollinger

Aplicación a una serie de cotizaciones en bolsa de los principios de la Distribución Normal (ley de los grandes números). En un escenario puramente estadístico, el 97.5% de los elementos de una serie que responden a una distribución normal permanecen contenidos en una media aumentada o reducida de dos diferencias estándar.

Las bandas de Bollinger, mediante el cálculo de una media móvil calculada sobre una duración (20 días), determinan una dotación en la que las cotizaciones en bolsa tienen grandes probabilidades de evolucionar por poco que sigan una distribución aleatoria, caso que podría darse en un mercado sin una tendencia bien establecida.


Volúmenes de negociación

A menudo pasado por alto, el examen de los volúmenes y sobre todo de su evolución constituye uno de los fundamentos del análisis técnico. Únicamente los mercados "líquidos", donde las transacciones son lo suficiente numerosas, permiten un enfoque estadístico significativo. Una inversión de tendencia va acompañada generalmente de un aumento de los volúmenes.


Momentum

El momentum es un indicador básico ilimitado que calcula una diferencia, día tras día, entre la cotización al cierre y una cotización al cierre de x períodos anteriores. Su representación traduce la velocidad de evolución de un curso y su caída a cero puede determinar un cambio de tendencia.

También es frecuente utilizar las curvas de momentum para analizar las tendencias y las discrepancias creadas con las curvas de cotización. El valor utilizado como parámetro es de 12 días.


RSI

El RSI (Relative Strength Index o Indicador de Fuerza relativa) es un indicador matemático limitado. Se calcula sobre un período determinado y establece una relación entre las variaciones de las cotizaciones al cierre al alza y a la baja.

Se convierte a un nivel entre 0 y 100 y traduce el carácter sobrevendido o sobrecomprado de un valor y puede poner de relieve las situaciones para la compra o, al contrario, para la realización de beneficios. El valor utilizado como parámetro es de 14 días.


MACD

(Moving Average Convergence Divergence). Indicador resultante de un cálculo de diferencias entre dos medias móviles exponenciales. Por lo tanto, este oscilador sintetiza la velocidad de evolución de las cotizaciones.

Cuando las medias móviles divergen, se puede decir que la tendencia se afirma (la velocidad aumenta) y a la inversa, en caso de convergencia, la tendencia pierde su fuerza y deja prever una inversión cercana. Cuando este indicador se vuelve positivo o negativo, se emiten señales técnicas de compra y de venta.

Las medias móviles utilizadas se calculan sobre 12 y 26 días.


Estocástico

Otro indicador matemático limitado. En principio más completo que el RSI ya que, además de las cotizaciones al cierre, su cálculo incorpora los niveles extremos de cotización.

Con el uso, en ausencia de una tendencia afirmada en un mercado, el estocástico evoluciona de manera bastante regular entre límites altos y bajos, ofreciendo buenos puntos de entrada y de salida. En cambio, cuando los estocásticos permanecen "pegados" a sus extremos e indican una gran tendencia del mercado, los cruces entre curvas son menos significativos.

Los parámetros utilizados son de 14 y 3 días.


Cotización ajustada

En caso de operación significativa en el capital de una empresa, la incidencia en su cotización es importante y provoca una "ruptura" en la serie de las cotizaciones históricas. Alinear las cotizaciones equivale a corregir el historial de las cotizaciones en función del evento producido.

Por ejemplo, si una empresa procede a una atribución de acción en virtud de una nueva acción por una antigua, la cotización de la acción tras la atribución bajará mecánicamente un 50% sin se penalice al accionista.

Con el fin de conservar un carácter significativo de la evolución de las cotizaciones y, por lo tanto, de los gráficos históricos, las cotizaciones antes de la atribución se dividirán en dos, mientras que los volúmenes de transacción se duplicarán.


Gap

Término inglés que significa diferencia. Un gap es una zona de cotización en el que no tiene lugar ningún intercambio de un día para el otro y que se puede ver a través de una ruptura en un gráfico de Bar Chart. Por poco que se produzca en un mercado líquido, a menudo traduce una modificación del comportamiento de los agentes, se acompaña de volúmenes importantes y anuncia un cambio de tendencia.


Teoría de Elliot

Teoría bastante antigua y "esotérica" según la cual las cotizaciones en bolsa no evolucionan de manera desordenada, sino que lo hacen siguiendo ciclos ascendentes y descendientes (las famosas ondas) que se pueden modelizar y pueden ayudar en la previsión.

Arriba