Zum: No me chilles, que no te veo

En el día a día, a menudo, nuestros diálogos se convierten en un contundente “No me chilles, que no te veo”. Pero, de vez en cuando, aparecen conversaciones fluidas como la de ILUNION y TARGOBANK.

La película

¿Recuerda la película “No me chilles, que no te veo”? Se trata de una comedia negra de finales de los años 80 en la que su director, Arthur Hiller, trata en tono humorístico la discapacidad.

Wally (Richard Pryor) es ciego y Dave (Gene Wilder) sordo. Cuando un hombre es asesinado delante de su quiosco de prensa, se convierten en los principales sospechosos de la investigación. Ambos tendrán que combinar sus capacidades para poder probar su inocencia, convirtiéndose Wally en los oídos de Dave y éste en los ojos de Wally.


Trailer oficial de la película en español

Transcripción del vídeo

No me chilles, que no te veo.

Voz en off: Gene Wilder

Gene Wilder: ¡Soy sordo!

Voz en off: Richard Pryor

Richard Pryor: ¡Soy ciego!

Voz en off: Otra vez juntos.

Imágenes de una pelea en la que el personaje ciego golpea y el personaje sordo le da las indicaciones sobre cómo debe golpear.

Ruidos de fondo: un coche de policía persigue a mucha velocidad al coche en el que escapan los protagonistas, conducido por el personaje ciego bajo las indicaciones del personaje sordo.

Gene Wilder (personaje sordo): ¡Tranquilo! (le dice al personaje ciego).

Policía 1: ¿Quién demonios conduce?

Policía 2:: Creo que el ciego

Voz en off: Gene Wilder y Richard Pryor en “No me chilles, que no te veo”.

Richard Pryor (personaje ciego):¿Qué tal lo hago? (le pregunta al personaje sordo mientras conduce)

Imagen del coche de los protagonistas atravesando un edificio y saltando por el aire.

El argumento de esta película nos invita a reflexionar sobre todo lo que podríamos conseguir en la vida, con o sin discapacidad. No es necesario que seamos superdotados, tan sólo debemos explotar al máximo nuestras cualidades, trabajar en equipo y estar convencidos de que podemos superar cualquier obstáculo que se ponga en nuestro camino.

Realizar actos extraordinarios es un gran logro para cualquier persona, pero el logro es mayor cuando se alcanza a pesar de tener una discapacidad. Beethoven, Stephen Hawking, Frida Kahlo o Vincent Van Gogh son algunos de los miembros de la lista de personas que han dejado una marca importante en la sociedad a través de sus acciones o logrando el éxito contra todo pronóstico.

Sin embargo, cuando hablamos de discapacidad solemos imaginar una persona que no puede hacer nada sola o que no entiende lo que se le dice. Y aunque nada de esto sea cierto, esta creencia provoca situaciones paradójicas cuando interactuamos con personas con discapacidad.

Me llamo José

(Un día cualquiera, en una empresa cualquiera)

“¿Cómo tendría que llamar al nuevo compañero? Discapacitado, persona con discapacidad…”, se preguntó Enrique antes de comenzar la reunión.

“Me llamo José”, dijo el nuevo compañero.

Este ejemplo ilustra de forma exagerada, una de las dudas más comunes que nos surgen sobre cómo tratar correctamente con personas que sufren algún tipo de discapacidad, ya sea sensorial, motora o cognitiva. Pero, no es la única, como veremos a continuación.

¿Reconoce alguna de estas situaciones y/o pensamientos?

  • “Una persona con discapacidad necesita cuidados continuos y nunca podrá independizarse”.
    La verdad es que un gran número de personas con discapacidad realizan una vida completamente normal, simplemente hay que adaptarse a las diferencias. Cuando una habilidad no se desarrolla o lo hace en menor medida, otras en contrapartida lo hacen más.

  • “Una persona sorda o ciega no puede estudiar".
    La única diferencia es que una persona con discapacidad necesita métodos lectivos inclusivos (basados en el principio de que cada persona tiene características, intereses, capacidades y necesidades de aprendizaje distintos), pero la gran mayoría pueden estudiar y asistir a clase con compañeros que no tienen discapacidad. Un ejemplo es el caso de Pablo Pineda (diplomado en Magisterio de Educación Especial), primer español con Síndrome de Down en terminar una carrera universitaria.

  • “Las personas con discapacidad son un minoría”.
    Uno de los grandes problemas sobre la discapacidad es que, algunas veces, no tiene la suficiente visibilidad y otras, se trata de discapacidades que a simple vista no se aprecian. Pero los datos no engañan, se calcula que al menos entre un 5 y un 10% de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es la principal causa mundial de discapacidad y contribuye de forma muy importante al cómputo mundial general de enfermedades.

  • “No sé cómo hay que tratar a las personas con discapacidad”
    Las personas con discapacidad no esperan un trato diferente o especial. Tenemos que saber diferenciar entre: construir una sociedad que no excluya a ninguna persona y tratar a una persona diferente sólo porque consideremos que tiene un problema. En estes caso el mensaje es muy sencillo: sea natural, evite crear situaciones raras y concéntrese en la persona, no en la discapacidad.

  • “No es buena idea contratar a una persona con discapacidad. No pueden aportar nada a mi empresa”.
    Cada persona tenemos unas habilidades y limitaciones diferentes, así que ¿por qué no trabajar en un puesto que potencie nuestras capacidades? En general, las personas con discapacidad, por sus características, aportan muchos valores imprescindibles para el buen funcionamiento de la empresa: son metódicos, tienen gran capacidad de adaptación y aportan mucha empatía porque tienen facilidad para ponerse en la piel del otro.

    Según la Organización de Naciones Unidas (ONU) las empresas que contratan empleados con discapacidad tienen mejores tasas de retención en el empleo, reduciendo el alto coste de cambio de personal. Con respecto al empleo por cuenta propia y en pequeñas empresas, la ONU afirma que las personas con discapacidad tienen una tasa más alta de empleo (12,2%) que las personas sin discapacidad (7,8%).

Accesibilidad y "postureo"

Ante este panorama, no debería extrañarnos que los diálogos en nuestro día a día se conviertan, retomando el título de la famosa película, en un continuo “No me chilles, que no te veo”. Pero también es cierto que, de vez en cuando, en el mundo de lo digital aparecen conversaciones fluidas como la de ILUNION y TARGOBANK, dos interlocutores que confluyen en su pasión por las nuevas tecnologías y por la universalización del derecho de todas las personas a disfrutar de éstas.

A veces da la impresión de que se confunde postureo con igualdad de oportunidades, pero en TARGOBANK preferimos la segunda. Pues la accesibilidad digital es mucho más que subtitular vídeos o utilizar un tipo de letra muy grande en la web. Volvemos a lo de siempre: la diferencia entre lo verdaderamente importante y lo simbólico. Pero, ¿qué es la accesibilidad digital?

La accesibilidad digital

La accesibilidad digital es el conjunto de tecnologías, reglas de implementación y diseño que hacen posible que el mayor número posible de personas usen los sitios web, independientemente de los medios técnicos empleados para el acceso (móvil, tableta, ordenador, tamaño de pantalla, ratón, teclado,…) e incluyendo aquellas que tienen algún tipo de discapacidad. Es decir, no hay que olvidar los diferentes contextos en que puede encontrarse un usuario, ya que pueden:

  • no ver, oír o procesar cierto tipo de información;
  • no tener o no ser capaces de usar un teclado o un ratón;
  • tener una versión antigua del navegador, un navegador completamente diferente, un navegador de voz o un sistema operativo distinto;
  • encontrarse en un entorno con restricciones para ejecutar scripts, objetos u otras funcionalidades;
  • tener dificultades para leer o comprender un texto;
  • usar lectores específicos, pantallas pequeñas como dispositivos móviles o no disponer de una conexión rápida a la red;
  • no hablar o comprender con fluidez el idioma en que esté redactado el documento;
  • encontrarse en una situación en la que sus ojos, oídos o manos estén ocupados (conduciendo, trabajando en un entorno ruidoso…).

TARGOBANK y la accesibilidad digital

La accesibilidad en internet se basa en las recomendaciones que dicta el grupo de trabajo Web Accessibility Initiative (enlace en inglés) (WAI), fundado por el consorcio internacional World Wide Web Consortium (W3C) creador en los años 90 del entorno web (tal y como lo conocemos hoy en día) y cuya misión es asegurar el crecimiento de la World Wide Web a largo plazo.

Dichas recomendaciones se estructuran en 4 principios básicos: perceptibilidad, operatividad, comprensión y robustez y se dividen en 13 pautas que contienen criterios de éxito agrupados en tres niveles de accesibilidad (A, AA y AAA).

La web y las aplicaciones para Smartphone de TARGOBANK aplican directrices de nivel AA de accesibilidad. No obstante, las mejoras en este aspecto son constantes.

Para cumplir con los requisitos de la WAI utilizamos los estándares web en la creación de nuestras páginas, HTML para el contenido y CSS para el aspecto gráfico. Entre otras mejoras, ya hemos incorporado:

  • Contraste de color superior a 5:1.

    Antes: el contraste de color en algunos elementos de la web no alcanzaba el ratio obligatorio.
    El contraste de color era inferior a 5:1 en la flecha para subir a la parte superior de la web

    Ahora: el contraste de color supera el ratio obligatorio.
    El contraste de color es superior a 5:1 en la flecha para subir a la parte superior de la web

  • El sub-menú de la web es accesible con teclado y/o con ratón.

    Antes: sólo se podía navegar por el sub-menú de la web con el ratón.
    Navegación por el sub-menú de la web con el ratón

    Ahora: también se puede navegar por el sub-menú utilizando el teclado.
    Navegación por el sub-menú de la web con el teclado

  • Saltar bloques (o Skip Links)

    Hemos implementado los siguientes atajos de contenido: identificación, contenido principal, su gestor personal y pie de página, para facilitar la navegación de los usuarios de teclado.

    Estos atajos se activan con la tecla "tabulador" y llevan directamente al contenido deseado, por ejemplo, si hace clic sobre "Identificación" accederá a la página de acceso a la transaccional.

    Atajos de contenido implementados por TARGOBANK:identificación, contenido principal, su gestor personal y pie de página, para facilitar la navegación de los usuarios de teclado

  • Secuencia de navegación inadecuada y avisos de la aparición de nuevo contenido para los lectores de pantalla.

    Hemos modificado el orden de los elementos de búsqueda, colocando los filtros de sucursales y cajeros primero y el buscador de texto después, para optimizar la experiencia de búsqueda del usuario.

    Antes: aspecto inicial del buscador de sucursales y cajeros.
    Aspecto inicial del buscador de sucursales y cajeros

    Ahora: aspecto del buscador de sucursales y cajeros tras su restructuración para el cumplimiento de estos criterios.
    Aspecto del buscador de sucursales y cajeros tras su restructuración para el cumplimiento de estos criterios

  • Aplicación para Smartphone de TARGOBANK.

    En la aplicación para Smartphone de TARGOBANK hemos incluido descripciones de texto a todas las imágenes, decorativas o no, para que puedan ser verbalizadas por los lectores de pantalla tipo VoiceOver en iOS y TalkBack (Android).


    • Imagen decorativa:
      si activamos el lector de pantalla en el móvil escucharemos "Logo de TARGOBANK".

    • Imagen no decorativa:
      si activamos el lector de pantalla en el móvil y hacemos clic en el botón de información escucharemos información relacionada con el movimiento.


En reconocimiento a este esfuerzo, el pasado mes de octubre, TARGOBANK ha sido galardonado por ILUNION Tecnología y Accesibilidad (empresa perteneciente a la ONCE y su Fundación) con un premio en la categoría de entidad bancaria, por su trabajo en pos de la igualdad de oportunidades en el área de la accesibilidad digital. Puede consultar toda la información sobre el premio en el siguiente enlace.





Compartir este Zum en redes sociales:
Facebook Twitter Google+ WhatsApp

TARGOBANK - Noviembre 2017

Zum, Una iniciativa de TARGOBANK.

Zum del inglés “Zoom”. La palabra Zum es la adaptación al castellano de "Zoom"y se encuentra actualmente entre las voces incorporadas al Diccionario de la lengua de la Real Academia Española.