Directiva europea sobre Mercados de Instrumentos Financieros.

¿Qué es?

La MIFID es la directiva europea sobre Mercados de Instrumentos Financieros para incrementar la protección del inversor. Desde su entrada en vigor, el 1 de noviembre de 2007, esta directiva, obligatoria, para todas las entidades financieras que prestan dichos servicios en la Unión Europea, ha promovido la creación de un marco homogéneo en materia de servicios de inversión para mejorar la transparencia, la eficacia e integración de los mercados.

¿Cómo clasifica a los clientes?

La directiva establece la necesidad de que las entidades financieras, con el objetivo de ofrecer el nivel de información y protección más adecuado, clasifiquen a sus clientes como:

  • Contrapartes elegibles: Se aplica a inversores institucionales.
  • Profesionales: La propia directiva define qué clientes pueden recibir esta categoría. Se les supone experiencia, conocimientos y cualificación necesarios para tomar sus propias decisiones de inversión y valorar sus riesgos, por lo que se flexibiliza la contratación, otorgando al cliente menos mecanismos de protección.
  • Minorista: Se considera en este grupo a todos las personas físicas y aquellas jurídicas que, de acuerdo con la directiva, no puedan ser consideradas como profesionales o contrapartes elegibles.

La directiva prevé el derecho del cliente a solicitar un cambio de categoría, si bien en el caso de optar el cliente minorista por solicitar ser clasificado como profesional deberá cumplir al menos dos de los siguientes requisitos:

  • Haber realizado operaciones de volumen significativo en el mercado de valores, con una frecuencia media de más de 10 por trimestre durante los cuatro trimestres anteriores.
  • Que el valor del efectivo y valores depositados sea superior a 500.000€.
  • Que el cliente ocupe o haya ocupado durante al menos 1 año, un cargo en el sector financiero que requiera conocimientos sobre las operaciones o servicios previstos.

¿Qué productos cubre?

La directiva se aplica a la comercialización de los productos o servicios de inversión (ofertas públicas de venta de valores, fondos de inversión, operativa en los mercados de valores, etc.).

Derechos del cliente

TARGOBANK ha elaborado las Condiciones Generales que definen los derechos de los que gozan sus clientes minoristas y su propio marco de actuación con las obligaciones que nos afectan a la hora de prestar servicios de inversión y servicios auxiliares.

Los principales epígrafes de las citadas Condiciones Generales son:

  1. Clasificación del cliente: información del resultado de la clasificación como minorista, así como de la posibilidad, cumpliendo ciertos requisitos, de renunciar a dicho tratamiento y solicitar ser tratado como cliente profesional.
  2. Evaluación de idoneidad y conveniencia: recoge el compromiso de evaluar la experiencia y conocimientos del cliente, valorando su capacidad para comprender los hipotéticos riesgos implícitos en los instrumentos financieros. En el caso de productos de gestión de carteras o contratos de asesoramiento, el compromiso se extiende a la valoración de la adecuación a los objetivos de inversión y la situación financiera del cliente.
  3. Derechos de información del cliente: en este epígrafe se ofrece al cliente información sobre Targobank, así como algunas pinceladas de sus políticas referidas a temas de su interés (como la política de gestión de conflictos de interés, la política de custodia de valores o de ejecución de órdenes, etc.).
  4. Derechos de información posteriores a la prestación del servicio: periodicidad de la información a enviar a los clientes de diferentes servicios.
  5. Responsabilidad de Targobank por perjuicios causados al cliente por el incumplimiento de sus obligaciones derivadas de las propias Condiciones Generales o por actuaciones dolosas o negligentes, y siempre que los incumplimientos no se deban a problemas no imputables a dichas Entidades.
  6. Tratamiento y protección de datos personales: descripción del citado tratamiento de datos personales y de los mecanismos de protección establecidos.
  7. Comunicaciones comerciales: Consentimiento a la recepción de comunicaciones comerciales, así como la posibilidad de revocarlo dirigiéndose por escrito a su Entidad.
  8. Servicio de atención al cliente: dirección postal y electrónica del servicio de atención al cliente de Targobank.

Test de conveniencia

Su objetivo es tener una visión sobre los conocimientos y experiencia del cliente a través de cinco sencillas preguntas:

  • ¿Tiene actualmente, o ha tenido en los últimos meses fondos de inversión, acciones y/o obligaciones? Si es así, marcar los productos que tiene o ha tenido.
  • Nivel de estudios.
  • ¿Tiene relación entre su profesión y el ámbito financiero?
  • Fuentes de información que utiliza de forma habitual.

Test de idoneidad

En este caso, dado que este test busca determinar la idoneidad del producto o servicio concreto en relación al conocimiento y experiencia del cliente, sus objetivos respecto a esa inversión y su situación financiera en el momento de la inversión, el test debe realizarse coincidiendo con cada inversión y ser específico para el producto o servicio previsto.

Más información

Conozca más datos sobre esta directiva.