Préstamo hipotecario

En TARGOBANK le ayudamos a financiar sus inversiones empresariales.

¿Qué es?

TARGOBANK le ofrece el Prestamo Hipotecario al Promotor, especialmente creado para las empresas y profesionales del sector inmobiliario. Mediante este producto, se facilitan los recursos financieros para la construcción, hasta el 100% del coste de ejecución material, con la garantía hipotecaria de los propios inmuebles a construir o rehabilitar. Su amortización puede realizarse mediante la subrogación de los compradores.

¿Cómo funcionan?

Los préstamos hipotecarios estructuran su funcionamiento en 2 etapas:

  • Periodo de carencia (fase de construcción): corresponde a la etapa de financiación al promotor y suele tener una duración de 1 ó 2 años, en función del tiempo previsto para la finalización y comercialización del proyecto. El promotor sólo paga intereses.
  • Periodo de amortización: es la etapa de financiación a los compradores y comienza en el momento de la subrogación del préstamo.

Características

  • Subrogable por los compradores de los inmuebles. Los compradores de los inmuebles promovidos son quienes amortizan la deuda contraída por el promotor, en base a las negociaciones previas de las condiciones de los préstamos.
  • Importes financiados de acuerdo con las necesidades. Para el promotor, se financia hasta el total del importe de la construcción y de acuerdo con las necesidades que se planteen durante la misma.
  • Disposición en base a las certificaciones de obra. Según las condiciones y plazos pactados en la escritura pública de constitución del préstamo y a medida que se presentan las oportunas certificaciones de obra, el promotor dispondrá del préstamo a través de su cuenta habitual, existiendo la posibilidad de cancelación anticipada de la operación como de realizar amortizaciones parciales del principal del préstamo.
  • Tipo de interés pactado y, generalmente, variable. El interés aplicado al préstamo es negociable en función del plazo y de las características de la operación.

Cobertura de riesgos mediante seguros. Con ellos, se pretende cubrir el riesgo de siniestro que pudiera acaecer sobre los bienes que garantizan la operación.